John Lennon, Paul Mc Cartney, George Harrison y Ringo Starr construyeron el fenómeno musical más importante desde los años sesenta, revolucionando la música y poniéndole banda sonora a un momento de cambio social de primer orden.
Su legado musical, sus récords casi imbatibles y la indiscutible vigencia de su obra, mantienen en plena actualidad un fenómeno que los salteños revivirán a partir de hoy a las 20, cuando se inaugure en el Museo de Arte Contemporáneo (Zuviría 90) la muestra "All you need is love: Una colección Beatle en Salta", de Pablo Flores y su hija Valentina. Desde hoy y hasta fin de mes, la planta alta del MAC se convertirá en un túnel del tiempo a través del cual melómanos, beatlemaníacos y curiosos en general podrán reencontrarse con el cuarteto de Liverpool a través de objetos originales que evocan -como las caracolas al mar- momentos beatles memorables.
Pablo Flores y Valentina tienen una de las mayores colecciones de objetos Beatles del país. En la muestra "Al you need is love" presentarán gran parte de su tesoro. "Elegí discos en todos los formatos, desde vinilos hasta long plays, magazines, cassettes, minidiscs, cds y laserdisc", señaló Pablo.

El público que visite el museo se encontrará además con una colorida memorabilia (objetos valiosos por su interés histórico o porque evocan acontecimientos memorables): desde medias fabricadas en Taiwan hasta un encendedor Zippo, todo alusivo a The Beatles. "Son todos objetos originales, muchos de ellos de los 60. Hay por ejemplo una talquera inglesa con su contenido original. La única excepción son unos muñequitos que decidí incluir porque le gustan mucho a mi hija Valentina", detalló el coleccionista salteño. La muestra también incluirá un espacio donde se exhibirán películas sobre los cuatro de Liverpool.

Pablo Flores tiene 45 años y atesora objetos relacionados a la música desde su adolescencia. No obstante, antes que coleccionista, se define como melómano: "Como nunca me animé a agarrar un instrumento, llegó un momento en que la música me desbordó y empecé a reunir momentos", contó.

Pablo Flores compró su primer disco a los 14 años: "Huevos", de Miguel Mateos. "A partir de ese momento comencé a atesorar cada objeto relacionado con la música que llegaba a mis manos: discos, cassettes, fotos, posters, entradas, revistas, púas que conseguía en los recitales...", repasó.

Aunque su universo de CDs, posters y vinilos empezó a gestarse desde muy temprano, no fue sino hasta los 30 años que The Beatles se posicionaron como una de las bandas privilegiadas de su colección. "Lo primero que llegó a mis manos de The Beatle fue un vinilo que me regaló el padre de un amigo. Lo escuché con atención y me voló la cabeza", recordó Pablo. A partir de ahí, la colección del salteño siguió incorporando de manera ininterrumpida joyitas relacionadas con The Beatles, como estampillas de Lennon; monedas de cobre; tarjetas bañadas en oro; el primer simple de la banda, del año 1963, que se llamó "Love me do"; tapas de discos de ediciones limitadas lanzadas a la venta en diferentes países (Alemania, Rusia, Japón, etc.); revistas de época...

En la muestra que se inaugurará hoy en el MAC también se podrá ver un simple de la banda editado en Argentina, cuya particularidad es que los temas están traducidos al castellano, pero por un traductor algo improvisado. "Beatle es un juego de palabras -explica Pablo-. Está 'beetle', que significa escarabajos y 'beat', que significa ritmo. En este simple se tradujo The Beatles como 'Los grillos', y así salió a la venta".
El coleccionismo demanda disciplina y pasión, una conjunción difícil de encontrar en estos días. Y Pablo Flores lo nota: "Yo veo que vivimos en una sociedad muy apática. Lo observo sobre todo en las nuevas generaciones, que andan por la vida sin saber bien qué les gusta o qué quieren. La pasión es un fuego que nadie debería perderse", expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia