Su vocación por la moda comenzó en 1987 cuando migró a Buenos Aires para estudiar alta costura en la Escuela de Diseño y Moda Donato Delego. Dos años más tarde se recibió de profesor de modelaje en la escuela de Raquel Satragno. Completó su formación con otros íconos de la industria como Josefina Laurent, Ani Ochoa, Roxana Harris, Silvia Alvizu, Alejandro Ruiz, Cristina López y Karina Vilella. Actualmente es profesor de modelaje y mejoramiento de imagen personal de la Fundación Roberto Romero. La mejora de la imagen personal y la postura, el saber cómo combinar la ropa y vestirse de acuerdo con el cuerpo que a cada uno le tocó son algunas de las destrezas que se aprenden cursando con Alcoba. Todo ello aumenta la autoestima, a la par que resalta la belleza interior y potencia los atributos físicos que se tienen, asegura él. Pero Alcoba no solo es maestro, sino que también ayuda a sus modelos a proyectarse en el mundo de la publicidad, la moda y el entretenimiento, por lo que su respaldo, asesoría y acompañamiento no se extinguen con la entrega de un certificado.

¿Qué razón de orgullo te dio tu profesión?
Me siento orgulloso de haber formado a un grupo de excelentes modelos como Micaela López Bianchi, Claudia Barrionuevo, Florencia Paz Costa, Belén Agüero y muchas más.

¿Cómo es "la chica Alcoba"?
Busco el perfil de una chica que se cuide mucho el pelo y la piel, que tenga una imagen bastante elegante, bastante fina. Eso es primordial para mí. No me interesa si es rubia o morocha.

¿A qué puede aspirar una modelo formada en Salta?
A participar y ser reconocida en un certamen de belleza para tener luego una salida laboral mejor remunerada, poder viajar y mantener buenos contactos de trabajo.

¿Hay mucha competencia en Salta? ¿Se puede vivir siendo modelo?
No, no hay mucha competencia en Salta. Las modelos locales generalmente siempre son las mismas. Entran y salen del círculo, con el padrinazgo de un booker de agencia o un productor de modas. Las diferencias en la altura y el peso se notan cuando algunas modelos locales trabajan con modelos top de Buenos Aires. Lamentablemente, el mercado nacional tiene sus demandas especiales. Sé el tipo de modelos que buscan los diseñadores de Buenos Aires cuando vienen aquí. Por ahí la salteña, si consideramos que no es muy alta, el tema de sus caderas un poco más anchas, las piernas más llenas... entonces tienen más oportunidad las chicas que miden 1,72 como mínimo y que tienen un peso adecuado a la altura, poco busto y, lo primordial, actitud y muy buena pasarela. No es rentable ser modelo en Salta, por eso la mayoría se dedica a hacer promociones.

¿El estilo y la elegancia se pueden adquirir?
Yo siempre aconsejo a la mujer que no sabe interpretar su estilo a la hora de vestir que tiene que ser fiel a sí misma, a su estado de ánimo y a sus ganas de vivir. Además estoy convencido de que una mujer tiene estilo y es elegante recién después de los 40 años y creo que el estilo se consigue con asesoramiento, pero una mujer elegante ya nace con ese don.

¿Qué estilo define a las salteñas?
Es clásica, con miedo a probar estilos diferentes y siempre cae en lo mismo. Eso lo noto cuando voy a eventos sociales como casamientos, cumpleaños de 15 y cócteles. La mayoría de las mujeres salteñas compran de acuerdo con una vidriera o una revista de moda. Pero, eso sí, tengo que reconocer que la mujer salteña tiene clase.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia