En la campaña llamada "Close the Loop", la cadena de indumentaria H&M ha decidido apostar a la pluralidad con una inesperada selección de modelos para promocionar "la moda sostenible" y el carácter reciclable de su ropa.

Una mujer con hiyab el velo islámico que oculta el cabello, las orejas y el cuello, pero deja ver el rostro es la que más llama la atención, aunque no sea la única protagonista en romper con los habituales estándares estéticos para lucir las tendencias en moda.

Junto con Mariah Idrissi, la londinense elegida por la marca sueca para aparecer en el video con el pelo cubierto, actúan también una mujer mayor, otra de talla grande, un hombre vestido a la manera de un jeque y otro con una pierna amputada, entre otros.

Lo interesante reside menos en el impacto visual que genera Idrissi, por el carácter inhabitual de su presencia en una publicidad mainstream, que en el debate que disparó la campaña de H&M en torno al hiyab como forma de ejercer el derecho a la libre expresión.

"Parece que las mujeres que usan el hiyab son ignoradas cuando se trata de moda", comenta Idrissi, de 23 años de edad, en una entrevista con el sitio Fusion. "Nuestro estilo nunca importó realmente", agrega la modelo, a quien le parece "increíble" que una marca de difusión mundial haya finalmente reconocido la forma en que usan el hiyab.

En muchos lugares del mundo, las mujeres son atacadas por el uso de ropa religiosa. Es el caso de Gran Bretaña, donde la BBC informó en septiembre que los crímenes islamófobos habían aumentado en un 70 por ciento en el último año, con amenazas principalmente dirigidas contra las mujeres.

En ese sentido, Remona Aly, periodista en The Guardian, especializada en cuestiones vinculadas con la comunidad musulmana, señaló que la campaña de H&M podría ayudar a aumentar la visibilidad positiva del hiyab.

Pero, no es el único aspecto para considerar: Idrissi, que fue descubierta por cazadores de talentos en Instagram, refleja una tendencia más amplia de jóvenes musulmanes que comparten fotos y

consejos de moda en las redes sociales.

Según Fusion, en 2019 la comunidad musulmana representará un mercado de 484 billones de dólares en ropa y calzado, contra 266 billones en 2013.

La participación de Idrissi en la campaña de H&M, logró, sin lugar a dudas, introducir la marca a un nuevo mercado, de una manera pocas veces vistas en sus 60 años de historia en la publicidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia