Está previsto para mañana viernes el estreno mundial de una obra única que será patrimonio del repertorio nacional argentino "Juana Azurduy en la gloria de Güemes". El Ballet Folklórico General Martín Miguel de Güemes y la Orquesta Sinfónica de Salta, en la noche de vigilia del Bicentenario, subirán al escenario del Teatro Provincial (Zuviría), hoy, a las 22, para brindar un espectáculo de gran jerarquía.
"Con un gran despliegue coreográfico, 40 bailarines recrearán la trágica y dramática vida de una de las mujeres Altoperuanas más importantes de Latinoamerica, doña Juana Azurduy y su esposo Manuel Ascencio Padilla. La producción cuido todos los aspectos históricos, los espacios, momentos y situaciones de cada uno de las escenas, la ambientación, los recursos luminotécnicos, los efectos especiales, las escenografías, el vestuario y la acertada coreografía. Transportará al espectador a una época donde se respiraba las ansias de libertad", señaló el profesor Lito Luna, director del Ballet Folklórico.
La dirección del mencionado ballet trabajó para lograr este objetivo y estar a la altura de las circunstancias, ya que sería imposible lograr este proyecto con música folclórica interpretada por grupos o conjuntos de carácter tradicional. "Es un proyecto conjunto con la Orquesta Sinfónica bajo la dirección del maestro Jorge Lhez. La interpretación orquestal de ritmos populares folclóricos adquieren carácter académico, la composición musical fue creada de acuerdo a mis requerimientos, ya que en el guión que escribí, permití insertar ritmos con aires de taquirari, vidalas, yaravíes, huaynos, bagualas, chacareras, variaciones y adagios, zamba, cuecas y malambo. La compositora Noelia Escalzo, de Córdoba, logró darle la armonía y belleza musical. La propuesta coreográfica es de un gran profesional: Víctor Campillay, de Buenos Aires. Cada uno de los cuadros también fue consensuado con el profeaor José Daniel García, sub director del Ballet Folklórico", agregó Luna.
El argumento de la obra se basa estrictamente en los hechos históricos, algunos de los pasajes son tremendamente dramáticos y desgarradores en la vida de Juana Azurduy. "El temple y las cualidades que poseía era admirable, inspiraba amor, respeto y temor. Tuvo reconocimientos militares a su gran labor junto a su esposo, sus indios y sus guerrilleras".
Durante los tres actos la expectativa va creciendo. Todo inicia con la niñez de Juana, su familia en el trabajo de campo. En otro momento se produce la defensa de Cochabamba en el cerro de la Coronilla por parte de 30 mujeres que hicieron frente al ejercito español, luego de tres horas de batalla fueron todas brutalmente asesinadas, estos hechos hicieron que Juana decida prepararse para la guerra contra los invasores.
"Juana sorprendió a Manuel Belgrano con esa valentía que lo caracterizaba luchando valientemente, eso le permitió recibir la espada del general. Juana y su marido sufrieron el más terrible golpe del destino, la muerte de sus 4 hijos en circunstancias dramáticas, eso hace reaccionar al matrimonio y se transforman en una furia humana que no perdonan a nadie. Juana, luego de enviudar, se trasladó a Salta, donde vivió por 7 años. Tras la muerte del General Güemes, regresa a Sucre, su patria, muere a los 82 años, pobre, ignorada por sus compatriotas", dijo Luna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora