En la reunión del próximo martes 16 de agosto , del taller "Charlemos y Bailemos Tango" se recordará al pianista y violinista Agustín Bardi que fue muy representativo del período conocido como guardia vieja . Ha sido considerado un genio musical, y uno de los compositores claves para la evolución del tango hacia su época de oro en las décadas del 40 al 50. Fue - al margen de la indiscutible calidad de su obra - un adelantado a su época, por haber anticipado, con "Gallo ciego" (1917), el movimiento de vanguardia, que surgiría en los 50 con Astor Piazzolla y Eduardo Rovira. La estructura innovadora de ese tango, una breve frase melódica, con gran fuerza rítmica, repetida insistentemente fue seguida por Osvaldo Pugliese ("Negracha", "Malandraca" y "La Yumba") y por Horacio Salgán ("A fuego lento"), Eduardo Rovira ("A Evaristo") para desembocar en Astor Piazzolla, como base del vanguardismo. Puede calcularse su producción en 70 obras aproximadamente. Predominan en ella los tangos, tres valses y dos rancheras. Permanecen inéditas unas 30 obras. En su honor, Osvaldo Pugliese compuso el tango "Adios Bardi" y Horacio Salgán le dedicó otro tango: "A Don Agustín Bardi", ambos instrumentales. Durante la charla sus temas serán disfrutados en videos de Osvaldo Fresedo, Osvaldo Pugliese, Horacio Salgán, Ubaldo de Lío y en un emotivo solo de bandoneón a cargo de Rodolfo Mederos. No faltará la historia de cómo se inspiró Agustín Bardi para la creación de otro de sus famosos tangos.

La cita, como es costumbre, será en el Salón Auditorio de la Fundación Copaipa, ubicada en General Güemes 529, de 20:30 a 22:30 y contará con la coordinación del Ingeniero Horacio Omar Fernández. Entrada libre y gratuita.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia