Bajo la dirección de Martín D'Elía, la Orquesta Mozart debutará hoy en el género lírico con la ópera "Bastián y Bastiana", del compositor que le da su nombre a la formación: Wolfgang Amadeus Mozart. La presentación tendrá lugar a las 21.30 en el Teatro Provincial (Zuviría 70), con entrada gratuita.
El rol de Bastián estará a cargo de Cristian Roldán; Bastiana será interpretada por Agustina Vidal y Colás por Sergio Wamba, todos ellos cantantes del Departamento Vocal y Coral del Instituto de Música y Danza. En tanto la dirección escénica estará a cargo de Claudio García Bes.
En diálogo con El Tribuno el director de la orquesta juvenil, Martín D'Elía, comentó que "es la primera vez que la orquesta hace un trabajo de este tipo", en relación con el desafío que implica la interpretación musical de esta ópera. Para D'Elía esta experiencia enriquece al grupo desde lo pedagógico, que es, según confiesa, una de sus principales preocupaciones, "pensando en lo que pueda quedar en cada uno de ellos después de esta presentaciones".
Más de una veintena de jóvenes intérpretes tendrán a su cargo el acompañamiento de las voces de esta ópera.
"Bastián y Bastiana" fue una de las primeras óperas de Mozart, escrita en 1768, cuando solo tenía doce años de edad. Aunque él era muy joven, ya tenía excelentes habilidades a la hora de componer para la voz humana, y un toque para la parodia y lo banal que alcanzaría su pleno florecimiento en sus obras posteriores.

Argumento
La historia tiene lugar en una villa de pastores. La pastora Bastiana teme haber perdido el amor de su "más querido amigo", Bastián, y decide ir a los pastos para que su rebaño de corderos la reconforte.
Antes de irse, sin embargo, recurre a un brujo, Colas, para volver a enamorarlo gracias a sus poderes mágicos. Colas, siendo un adivino, conoce todo sobre el problema, y la reconforta con el conocimiento de que Bastián no la ha abandonado, más bien él simplemente ha sido distraído últimamente por cierta "noble dama que vive en el castillo". Aconseja a Bastiana que actúe con frialdad hacia Bastián, que finja amar a otro, y así él volverá corriendo.
Se oye a Bastián acercándose, de manera que Bastiana se esconde. Entra Bastián, proclamando cuánto ama a Bastiana. Colas le informa que Bastiana tiene un nuevo amante. Bastián queda asombrado y pide la ayuda del mago. Colas abre su libro de hechizos y recita un aria sin sentido llena de sílabas aleatorias y citas en latín. Colas declara que el hechizo es un éxito y que Bastiana ama a Bastián de nuevo. Bastiana, sin embargo, decide mantener el juego un poco más y desdeña a Bastián con gran vehemencia. Ante el comportamiento despegado de Bastiana, Bastián amenaza suicidarse, ante lo cual Bastiana simplemente se encoge de hombros.
Finalmente, los dos deciden que han llegado demasiado lejos y se muestran conformes en reconciliarse. Al final, los amantes se abrazan y acaba la ópera con los preparativos de la boda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora