Inspirada en hechos reales, El Renacido es una historia épica de supervivencia y transformación que se desarrolla en el antiguo oeste americano. Durante una expedición por la naturaleza virgen, el legendario explorador Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) es atacado de manera brutal por un oso, y después abandonado por los miembros de su propio equipo de caza. Solo y moribundo, Glass se rehúsa a sucumbir.

Impulsado por pura voluntad y el amor a su esposa e hijo, ambos nativos americanos, emprende una odisea de 320 km a través del vasto e indómito oeste en busca del hombre que lo traicionó: John Fitzgerald (Tom Hardy). Lo que comienza como una misión implacable de venganza se convierte en una saga heroica contra todo pronóstico por llegar a casa y lograr la redención. El Renacido es dirigida, producida y coescrita por Alejandro G. Iñárritu.

El director lleva a la pantalla grande la leyenda de Hugh Glass; una aventura épica en el inexplorado viejo oeste americano del siglo XIX. El filme, que sumerge a las audiencias en la belleza, misterio y peligros incomparables de la vida en 1823, en los Estados Unidos, explora la evolución de un hombre en una misión por sobrevivir. Parte thriller, parte viaje por la naturaleza salvaje, El Renacido explora el instinto primario no sólo por la vida misma, sino también por la dignidad, la justicia, la fe, la familia y el hogar.

Es la primera épica histórica de Iñárritu. Le aporta su distintiva mezcla de inmediatez visual e intimidad emocional a una historia que transporta a las audiencias a una época y lugar que rara vez se ha experimentado a través de una realización cinematográfica moderna y visceral.

La producción del filme, que se asentó en medio de la naturaleza, fue un reflejo de las condiciones rigurosas que Glass y compañía en realidad vivieron a lo largo del siglo XIX.

Iñárritu y todo el reparto y equipo de producción estuvieron a la altura de todo a lo que se tuvieron que enfrentar, y darle la bienvenida a los retos de rodar en Canadá y Argentina, regiones conocidas por sus climas impredecibles y sus lugares inhóspitos, para poder entender cabalmente la experiencia de los cazadores a principios del siglo XIX.

Iñárritu colaboró de manera estrecha con Leonardo DiCaprio, en un excepcional papel tan intenso desde un punto de vista físico como crudo desde un punto de vista emocional.

La mitología de Glass comenzó en 1823 cuando era parte de los miles que se unieron al comercio de pieles; una fuerza nueva e impulsora de la economía de los EEUU. Fue una época en la que muchos vieron a la naturaleza como un vacío espiritual que necesitaba ser domado y conquistado por los hombres más duros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora