Mariana Baraj ganó anoche otro Premio Gardel, esta vez por su último disco, "Vallista", que estuvo nominado este año como mejor álbum de artista femenina de folclore. La cantante, compositora y multiinstrumentista "cerrillana" por adopción, ya había ganado en 2011 la estatuilla que entrega la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif) en la misma categoría. La ceremonia de premiación fue en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires y, en esta oportunidad, Baraj compartió la terna con La Bruja Salguero y Soledad Pastorutti. "Vallista", séptimo disco de la artista, es una experiencia en formato solo set.

Esto es: Mariana -y su voz- sobre un escenario donde las cajas y los bombos legüeros artesanales alternan sonoridades con la tecnología. Un set de percusión donde las canciones van creciendo en forma arborescente, sumando el sonido de un charango, un bombo, un cuatro venezolano... Instrumentos todos ejecutados por ella misma. "Vallista" es un homenaje de Mariana Baraj a su abuela y a las mujeres del Valle de Lerma y de los Valles Calchaquíes.

"Siempre trato de hacer discos que tengan un concepto. Me interesa mucho trabajar en el tratamiento que les voy a dar, desde las canciones, la orquestación, el audio y el arte. Por eso creo que muchas veces todos esos elementos pueden ser considerados y apreciados por quienes eligen las producciones: los colegas, la prensa, los productores y la gente de la industria musical. Es muy lindo que hayan tenido en cuenta una vez más mi trabajo. Todos mis discos tuvieron nominaciones y con 'Churita' gané el Gardel 2011", expresó la artista a El Tribuno antes de su viaje a Buenos Aires.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia