La "Serenata" tuvo miles de testigos, nadie quiso estar ausente en el homenaje a nuestro gran héroe gaucho Martín Miguel de Güemes. El festival folclórico congregó una multitud en el complejo deportivo de Vaqueros.
Esta décimo séptima edición superó a todas las anteriores en cantidad de gente. Se calcula que cerca de 15 mil personas estuvieron en esta fría noche de invierno.
Y como perderse la cita...el Chaqueño Palavecino y Jorge Rojas fueron una tentación casi imperdible. Dos grandes del canto popular se reunieron para rendirle tributo al General.
Rojas subió al escenario pasada la medianoche, luego de entonarse el Himno Nacional Argentino. Durante una hora y diez minutos, el artista desplegó un repertorio donde predominó lo romántico, esto ocasionó el delirio del público femenino.
Diferente fue lo reflejado por el Chaqueño, que como es su costumbre, se presentó a pura chacarera y zambas carperas.
Ocurrió lo que nadie esperaba, tío y sobrino se juntaron arriba del escenario para despertar la algarabía de la concurrencia. Estos dos maestros del Chaco salteño superaron cualquier barrera, una vivencia imperdible para los amantes del canto popular. El Chaqueño y Jorge agradecieron tanto cariño y el afecto recibido en el predio, y con cinco canciones a dúo dejaron en alto el prestigio de nuestra bandera folclórica.
¡Qué grande el Oficial Gordillo! la gente se "descostilló" de la risa con el humorista tucumano.
El "bailongo" se armó al final con la llegada del extraordinario Banda XXI.
El folclore carpero se visualizó en la apertura de la cita musical. Pocho y Nacho fueron los responsables de levantar el telón y estuvieron acorde a las circunstancias.
Los Teuco no desaprovecharon la oportunidad y desplegaron una actuación prolija y eficaz. Vanesa Paz se sumó a la propuesta y aportó su cálida voz.
Las primeras ovaciones llegaron para la mujer nacida en Rosario de la Frontera: Paola Arias, quien arremete con su talento y carisma. Sombrero bien calzado y frente levantada, la cantora salteña dijo la "Gauchita" está presente.
Los Sauzales estuvieron de la mano de Kique Villagra. El conjunto salteño exhibió porque se mantiene vigente luego de tres décadas de experiencia.
Los Izkierdos de la Cueva no dejan de crecer y esta realidad queda al descubierto en cada aparición de Daniel Cuevas y Tony Izquierdo.
Esta noche quedará sin didas en la mente de numerosos testigos, que tuvieron el placer de compartir una velada diferente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora