Diego Capusotto, Pablo Rago, Nicolás Vázquez y Juan Palomino llegan en diciembre a la pantalla grande nacional con "Kryptonita".
Se trata de una película de Nicanor Loreti basada en la célebre novela homónima de Leonardo Oyola.
El Tordo trabaja como médico "nochero" en el hospital Paroissien. Acostumbrado a trabajar varios días sin dormir cubriendo los turnos de otros médicos a cambio de dinero, su vida es gris y sin futuro aparente.
Junto a Nilda, la enfermera de turno, una mujer de 50 creyente en Dios y las buenas costumbres, pasa sus días y noches manteniéndose despierto a fuerza de pastillas. Pero esta noche todo cambiará.
Por sorpresa, aparece en el hospital la Banda de Nafta Súper: un grupo de ladrones muy pesados famosos en toda la zona. Y traen nada menos que al mismísimo Nafta Súper, herido de muerte. A punta de pistola, el Tordo es obligado a revivirlo dándole una descarga eléctrica "que mataría a cualquier otro ser humano".
Pero no al Súper, que revive y queda en coma. Los miembros de la banda toman a Nilda y a él mismo de rehenes. Al mismo tiempo, los ocupantes del hospital huyen, sabiendo que la policía viene para matarlos a todos.
Poco a poco, el Tordo se va dando cuenta de que no está junto a gente normal: cada miembro de la banda tiene un poder diferente. Ráfaga, el más "pesado", tiene una velocidad al borde de lo inverosímil, el que le dicen Juan Raro, una inteligencia que no es de este mundo, el tal Faisán, un anillo verde que se ilumina y que pareciera ser un arma.Ellos le explican al Tordo que deben esperar a que se haga de día, para que Nafta reviva. Así, como por arte de magia.
Durante la noche, el Tordo y Nilda escuchan diferentes historias acerca de Nafta Súper, su invulnerabilidad y sus extraordinarios poderes. Al mismo tiempo, el exterior del hospital es rodeado por policías corruptos de la Bonaerense, que vienen a eliminar a Súper en su momento de mayor vulnerabilidad. Y es por orden de Sabiola, "el Pelado", su peor enemigo.
Lo único que les impide entrar es que deben esperar la llegada de un oficial gigante llamado Cabeza de Tortuga. El único que una vez pudo hacerle el aguante al Súper.
Esa noche, al borde de la muerte, el Tordo comprenderá que las leyendas son reales, y que hay veces en que no queda otra opción que creer. Finalmente, el enfrentamiento entre la banda de Nafta Súper contra Cabeza de Tortuga y la policía será épico, y con un final tan inesperado que solo podrá ser obra divina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora