Vicky Xipolitakis presentó hace unos días su libro autobiográfico que la despega bastante de la imagen frívola que da en los medios.
Tras confesar en Desayuno Americano que sufrió anorexia, Vicky decidió mostrar en su nuevo libro una imagen fuerte sobre esa etapa. "Me detectaron anorexia nerviosa, me llevaban a centros para tratarme y no me querían recibir porque decían que no tenía grasa en el cuerpo, y que me iba a morir", confesó Vicky.

vicky anorexia.jpg
"Por verme más linda, casi pierdo la vida", contó Victoria.

"A los 15 años sufrí anorexia nerviosa, cuando quería ser modelo. Fui a la escuela de Ricardo Piñeiro y escuché que había que tomar nueve litros de agua por día. Eso me empezó a barrer el cuerpo", recordó.

El tomar tanta agua y dejar de comer por completo hizo que la adolescente bajara notablemente de peso. "No comía, sólo tomaba agua. Se me empezó a barrer el cuerpo. Me veía flaca, pero en realidad era un esqueleto, un asco. Casi me muero. No me querían admitir en los centros de rehabilitación porque era un riesgo", advirtió, y remató: "Pedí ayuda a un psicólogo, pero fui tres veces y, como sólo me escuchaba, me aburrió y no fui más".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora