Viggo es un actor de cine estadounidense, de ascendencia danesa y residente durante su infancia en Venezuela y Argentina, razón por la que habla español muy claramente. El actor, fanático de San Lorenzo, visitó Buenos Aires la semana pasada y conversó con un grupo reducido de medios, entre los que estuvo BlaBlax. Este filme se estrena hoy en Salta en el marco de la 18º Semana de Cine Argentino.
Destacó que la película "Jauja" -ya estrenada en Buenos Aires- es "original y diferente", y aseguró que antes de leer el guión, quedó fascinado por el argumento: "Un hombre, un padre a finales del siglo XIX que viajaba a la Argentina con su hija adolescente que se enamora de un chico y se va. Él va a buscarla en un territorio muy peligroso. Esa idea, clásica, me pareció muy buena".
Sobre su forma de trabajo, Mortensen, puntualizó: "Yo siempre me meto en el trabajo colectivo de hacer la película, me interesa cómo se hace la fotografía, cómo se diseña todo; me cuesta decir que sí, pero cuando digo que sí lo hago porque me gusta. La vida es corta y es mejor hacer cosas que a uno le gustan. Cuando eso me pasa, me meto completamente, quiero ayudar al director a contar su cuento a su manera". Además recalcó su vinculación con el silencio y afirmó que suelen darle pocos diálogos, que así se siente a gusto: "Tengo la costumbre de buscar la manera de expresarme sin palabras en el cine. Yo creo que la buena actuación se basa en la buena reacción. Hay actores que trabajan de otra manera: saben cuando van a reír o llorar, van con el papel preparado. Y se pierden que pase algo inesperado. A mí me gusta preparar muy bien todo, pero a partir de ahí, si alguien viene con una idea, ser flexible. Me gusta preparar todo a fondo y después tirarlo un poco por la ventana: estoy acá, se qué puedo utilizar todo eso y ver qué pasa, qué me da el otro actor, qué pide al director, qué es lo que pasa, ser flexible, para poder reaccionar como tu personaje".
Además, Mortensen tiene todo un historial de personajes antiguos: El capitán Alatriste, Aragorn en El señor de los anillos, entre otras y Jauja donde encarna a un capitán Danés del siglo XIX que llega a la Argentina. En particular, este último generó remembranzas en Mortensen: "Estar a caballo por cualquier llanura a argentina me recordaba a mi infancia y eso fue algo personalmente que disfruté. Eso no me ayudó para el personaje, que en cierto punto está esperando volver a su patria. Cuando mi personaje hablaba castellano, recordé a mi padre que tenía un fuerte acento danés", rememoró.
Los Antiguos decían que Jauja era una tierra mitológica llena de abundancia y felicidad, una especie de arcadia o utopía. Consultado por BlaBlax sobre su ideal, su propia Jauja, el actor declaró: "En parte es eso que uno piensa que uno desea. Si te digo una lista de lo que quiero en la vida, después igual llega otra cosa de la que pensás que querés y con los años eso que anhelabas cambia. La idea de Jauja tiene que ver con la felicidad, con la temporalidad, con lo que ocurre o no, con lo que nunca ocurrirá, con aquello que valoramos una vez que lo perdimos. La mente humana es una selva", subrayó.
Finalmente, con su clásica voz lenta y calmada, expresó: "Recomiendo la película porque me parece interesante, me parece distinta, también con ciertos elementos clásicos. Está filmado como si fuera un western de los 40, pero con encuadres y tiempos propios del director. Creo que los espectadores van a ver una aventura muy original y sobre todo que es una película que te va a dejar algo para pensar y eso no ocurre mucho".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora