Para Valeria Villagra, la danza es una forma de expresión que cada uno vive y experimenta de distintas maneras y con formas variadas. "La danza es una forma de expresar lo que tenemos adentro, nuestros sentimientos. El arte, en general, ayuda a exteriorizar esos sentimientos, lo que algunas personas consideran liberación, pero no sé si para todas. Lo que sí sé es que el arte ayuda a todos a expresar, a manifestar, a sacar cosas de adentro", dijo.

Valeria reconoció que la clásica "es la madre de todas las demás danzas, es de donde se nutren todas las demás", y contó que dentro de una serie variadas de posibilidades eligió el flamenco porque "este ritmo español es muy libre, tiene distintos palos, distintos ritmos, es muy visceral, exige y transmite fuerza".

Y agregó: "El flamenco exige y permite exteriorizar, expresar a la vez; exige fuerza, fibra, convencimiento, intensidad, potencia en cada paso, cada dedo, cada movimiento, cada parte del cuerpo expresa algo, todo el cuerpo expresa en su conjunto. El flamenco es muy histriónico, resulta de la mezcla de fuerzas que salen desde las entrañas, desde las vísceras, es pura pasión, energía, entrega en cada suspiro, en cada mirada, en cada taconeo, en cada volado...".

Valeria Villagra no dudó en remarcar: "Toda esa exigencia y esa multiplicidad de posibilidades es lo que me atrae del flamenco por encima de cualquier otra danza".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora