La última noche festivalera de la Serenata tuvo un broche de oro más que esperado, con la vuelta del artista que siempre supo animar fiestas hasta la madrugada con sus clásicos como "La ley y la trampa", "Amor Salvaje" o "La sin corazón", entre muchos otros.

El regreso del Chaqueño Palavecino fue uno de los acontecimentos más atrayentes de la última noche de la Serenata a Cafayate 2016.

El mítico artista subió al escenario Payo Solá para clausurar la celebración de la Serenata hasta el próximo año.

Con una concurrencia masiva, en la no cabía un alfiler. En esa jornada, donde se celebró a la música nativa en todo su esplendor, también se hicieron oír Las Voces de Orán. Federico Córdoba, del histórico conjunto, declaró su felicidad ante Cadena 3 por tener "una patria argentina que no se olvida de los cantores de la década del 60 y 70".

Además, Bruno Arias dejó su honda impronta en la reunión cafayateña y explicó al mismo medio su intención de realizar festival destinado a ayudar a las víctimas de las inundaciones en Tilcara.

También fueron de la velada Claro Oscuro, Mariano "Tono" Vaca, Ballet Luna Cafayateña, Las Voces de Orán, Matacos, Marcela Ceballos y Alma Carpera, entre otros

Palavecino cerró la Serenata con la energía y potencia que lo caracterizan, antes el salteño se refirió a los problemas respecto a la demora en la confección de las grillas de programación, pero todo quedó olvidado cuando comenzaron a sonar los acordes de sus éxitos, con su seleccionado de talentosos violineros y el inigualable bombo de Don Pascual Toledo, entre sus destacados músicos.

El intendente de Cafayate, Fernando Almeda, sostuvo que el balance fue positivo y que alrededor de 50 mil personas asistieron a la Bodega Encantada. También se estima que la venta de entradas fue mayor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora