La pareja debió responder preguntas sobre Maxi López y sobre la relación que el futbolista tiene con sus hijos. Un momento algo incómodo luego de la llegada de la primera hija de la pareja, Francesca.
En su aparición en el programa "Gran Hotel Chiambretti", Wanda no se inquietó a la hora de responder preguntas sobre su ex marido, con quien mantiene una conflictiva relación legal.
Sin embargo, no fue fácil para la rubia hacer alusión a los problemas que la tienen a mal traer delante de la su actual marido y ex amigo de López, Mauro Icardi.
Acerca de la relación de Icardi con sus hijos, la mediática respondió: "La verdad que es un segundo papá, eso es lo que más me enamoro de él. Hoy llegamos tarde justamente porque Mauro estaba en la escuela con el más chiquito, Benedicto que cumplió tres años".
Sobre la oportunidad en la que López le negó el saludo a Icardi durante un partido de fútbol, Wanda opinó: "Es gracioso porque la semana anterior a ese partido fue el cumpleaños de uno de nuestros hijos y se saludaron en nuestra casa, así que esa discordia fue para generar algo... no sé", y también aseguró: "Yo hubiera estado feliz que se saluden, pero Maxi optó por no darle la mano".
Por último, el conductor del programa apuntó a Icardi y le preguntó directamente si con 22 años estaba "loco o enamorado" por estar casado y tener una hija. "Estoy enamorado", respondió el futbolista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora