El actor estadounidense Will Smith anunció que no acudirá a la gala de los Oscar el próximo mes, siguiendo la iniciativa de su esposa y el director Spike Lee, para denunciar la falta de diversidad de los principales nominados.

Por segundo año consecutivo, ningún actor, actriz o cineasta negro accede a la posibilidad de ganar la estatuilla dorada, lo que ha desatado una tormenta en Hollywood y las redes sociales.

"Mi mujer no irá. Sería raro que yo fuera con Charlize (Theron)", dijo el intérprete sobre su esposa Jada Pinkett-Smith en una entrevista al programa Good Morning America.

"Lo hemos hablado. Somos parte de esta comunidad, pero ahora mismo nos sentimos incómodos yendo para decir 'Todo está bien'", explicó. Smith quedó fuera de las nominaciones contra todo pronóstico, a pesar de haber cosechado muy buenas críticas por su papel protagonista en Concussion (comercializada en Latinoamérica como La verdad oculta).

"Cuando vi la lista de nominados pensé que todos eran fantásticos. Esa es la complejidad de este tema. Pero da la sensación de que vamos en la dirección equivocada", apuntó.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, formada por más de 6.000 miembros, también dejó fuera a Idris Elba (Beasts Of No Nation), Michael B. Jordan (Creed) y los protagonistas de Straight Outta Compton.

"Cuando vi la lista de nominados pensé que todos eran fantásticos. Esa es la complejidad de este tema. Pero da la sensación de que vamos en la dirección equivocada", apuntó.

La esposa del intérprete dijo a principios de semana que no irá a la ceremonia del 28 de febrero, molesta por el resultado de las nominaciones: "Implorar reconocimiento o incluso pedirlo nos quita dignidad y poder, y nosotros somos un pueblo digno y poderoso", manifestó en un video en Facebook.

Antes que ella, el cineasta Spike Lee aseguró que rechazará la invitación para acudir a la ceremonia, a pesar de que recibió hace unos meses un Oscar honorífico a su carrera.

La polémica alcanzó su punto máximo el lunes por la noche, cuando la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, reconoció estar "apenada y frustrada por la falta de inclusión" en un comunicado sin precedentes.

La organización, formada en un 94% por blancos, se reunirá la semana que viene para discutir nuevas medidas que fomenten la diversidad y procuren evitar un tercer año consecutivo sin candidatos principales de otras etnias.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia