Los libros son testimonio vivo de una comunidad. El Fondo Editorial de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta ha publicado, desde su creación en 2011, más de 120 títulos que tienen una doble cualidad: recuperar el viejo espíritu de libros que han funcionado, han gustado y se han vuelto fundamentales, y buscar nuevos y valiosos proyectos, para intentar convencer al lector de zambullirse entre sus páginas.

En estos cinco años, el sello ha editado obras que abarcan los más diversos géneros: novela, poesía, ensayos, historietas, crónicas, etc. Entre sus títulos pueden encontrarse reediciones de grandes clásicos de nuestra literatura y obras de autores nóveles.

El Fondo Editorial de la provincia viene trabajando en tres líneas. Sergio Braco, secretario de Cultura, desarrolló las tres vías por las que avanza este sello que, desde hace cinco años, viene revitalizado la circulación de obras de autores salteños. "La primera línea es la de los Concursos Literarios -señaló Bravo- que se mantiene con la convocatoria anual. Apenas termina la recepción de obras se distribuye el material al jurado, que en un alto porcentaje no es de acá. Ellos lo evalúan y luego se lo acondiciona para su edición e impresión. El objetivo es culminar el año con la presentación de los libros ganadores del concurso en las diferentes categorías".

"Una segunda línea -prosiguió Bravo- tiene que ver con una convocatoria que hacemos desde el verano hasta marzo aproximadamente (Sección General). En este caso recibimos todo tipo de material que la gente desee presentar. Generalmente deben ser temas relacionados con la cultura, medioambiente y las distintas ramas del arte. El material es derivado a un referato o grupo de expertos encargado de hacer la evaluación de las obras. Ellos nos remiten su opinión, indicando al consejo editor del Fondo qué publicaciones son recomendables. Nos interesa que sean obras inéditas y de interés para el lector", remarcó el secretario de Cultura.

Finalmente, la tercera vía (Colección Memoria Cultural) apunta a la reedición de obras que siguen teniendo gran demanda por su importancia, su valor y su contenido insoslayable. "Así por ejemplo se reeditaron obras de Bernardo Frías y de Manuel J. Castilla. Hemos publicado también la obra de Jacobo Regen, Miguel Ángel Pérez, César Alurralde, Teresa Leonardi. Ahora estamos trabajando con la reedición de las obras de Atilio Cornejo y Juan Carlos Dávalos", adelantó. "Aparte, el Fondo Editorial auspicia publicaciones que, de pronto, son importantes pero que no son específicamente lo que nosotros buscamos. Entonces ayudamos al autor con algún tipo de apoyo económico", agregó Bravo.

La distribución de las obras editadas es otro factor a tener en cuenta. Hasta el momento fueron distribuidos más de 60 mil ejemplares en escuelas, bibliotecas públicas y populares, centros culturales, ferias del libro, comedores infantiles, hospitales, municipios del interior y otras provincias del país.

Tirada y un requisito clave

Un 20 por ciento de los ejemplares editados por el Fondo Editorial de la provincia queda en manos del autor o de sus herederos. "La cantidad de libros que salen de la imprenta depende del título -precisó Sergio Bravo-. Normalmente se hacen tiradas de 500 ejemplares. En el caso de algunas obras fundamentales, como ocurrió con la reedición de Manuel J. Castilla, se trabaja en coedición y se hacen tiradas mayores. En este caso se coeditó con Eudeba y la tirada fue de 2 mil ejemplares", precisó.

Bravo remarcó que el sello apunta a difundir "materiales inéditos que aporten algo novedoso. Si la obra cumple este requisito está especialmente calificada".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora