Hasta hoy en la galería "La Arte", exponen dentro de la experiencia del Arte BA Focus 2016 los salteños Soledad Dahbar y Yayo Pellegrini. Se trata de dos artistas que han venido desarrollando un lenguaje propio dentro de las artes plásticas, definiendo propuestas personales distintivas dentro del espectro de las artes plásticas de la provincia. "Hace más de un año que Sole armó una galería de arte virtual y desde ahí que la organización la convocó para este BA Focus", cuenta Yayo Pellegrini desde el distrito de arte del barrio de La Boca: "La Arenera", donde se montaron las propuestas que participan del evento.

"Se trata de un evento más chico que el Arte BA central y más enfocado en obras que están más relacionadas a proyectos. Tal vez se podría decir que a obras más de vanguardia, aunque en estos días la palabra 'vanguardia' sea una palabra tan venida a menos", señala el artista galardonado recientemente junto a Virgina Parisi por su proyecto para la ciudad en el certamen "Miradores creativos".

Dentro del espíritu del Arte BA Focus, Dahbar y Pellegrini llevaron dos obras conceptuales, muy diferentes entre ellas. "Para armar cada galería, se exigía que fueran dos artistas por galería. Hubo mucha gente ayer en la inauguración, típico de Buenos Aires, donde todo es a lo grande.Yo traje dos obras. "Estoy trabajando sobre PVC esfumado, extracciones de paisajes montañosos, las arrugas de las montañas, la geometría del paisaje.

Pero extrayéndolos como quien recorta partes de un cadáver preparado para un estudio de medicina, sacándolo de su contexto. Causa extrañeza sobre un espacio blanco y neutro. Parece parte de una cartografía, o una imagen que oscila entre la abstracción y el hiperrealismo. Me exigió un trabajo técnico minucioso, de ir punto por punto construyéndolo. Es interesante cómo el espectador no sabe si es una impresión, una foto o un dibujo, y de pronto descubre que hay una mano por detrás, le da otro sentido a la obra. Después hay un trabajo sobre membrana aluminizada, que es un paisaje montañoso.

Tiene que ver con poner en diálogo la cultura y la naturaleza, digamos, confrontadas en el paisaje como el lugar donde confluyen todas las cosas. Y las hago dialogar, o las pongo en lucha. El uso de la membrana es para evidenciar a un material superurbano pero que empieza a proliferar desgraciadamente en lugares como el Valle Calchaquí, donde en los techos era tradicional la torta de barro. Es lamentable pero esta urbanidad fea llegue a esos lugares. Y poner un paisaje sobre la membrana es como una revancha. Una movida para invertir el sentido de los materiales.

Esta pieza generó también bastante comentario de la gente que se acerca a verla", dice Yayo. "Ya trabajo con el reflejo, por lo que utilizo vidrio, espejos y acero inoxidable. Muchas veces la obra es el objeto y otras es el registro fotográfico de esos objeto. También utilizo el video y en general exhibo mi trabajo como una instalación con estos elementos, narrando un proceso o una idea. Asimismo, hay cierta geometría prismática que atraviesa la obra y va reconfigurando la mirada al desplegar una serie de planos que juegan siempre entre lo bidimensional y lo tridimensional, como si el espacio quisiera o necesitara expandirse por fuera de ese recorte, multiplicándolo. Es mi forma de hablar de lo inconmensurable, de lo inabarcable, de lo inaccesible. Mi obra está atravesada por la idea de paisaje como sublimación. Ante la imposibilidad de abarcarlo, ejercito una relación, que resulta en una construcción de lo natural", dice Sole Dahbar.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora